Dispositivos no reconocidos y/o controladores

Un controlador es un pequeño programa de software que permite a un dispositivo de hardware comunicarse con un equipo. Junto con la instalación de Windows se cargan controladores universales básicos para que los dispositivos queden funcionales. Sin embargo, siempre es recomendable utilizar la última versión provista por el fabricante de los mismos. ¿Qué debo hacer si un dispositivo no es reconocido, tengo inconvenientes con sus controladores o no los poseo?. Ahora veremos que necesitamos y que hacer para solucionar estos problemas.
 
Debemos intentar conocer el fabricante y el modelo del dispositivo
Comúnmente los modelos se encuentran especificados en la etiqueta adherida al dispositivo o en su caja. Para los componentes que vienen internos se debe comprobar la documentación entregada con el mismo ó las características técnicas del modelo informadas en la página web de su marca. Existen también programas que muestran datos de los mismos. Uno de ellos podría ser el gtopala (sólo en inglés). Si no se ofrece mucha información, el nombre del dispositivo es alguno genérico o un “dispositivo desconocido”, averiguaremos cuál es ingresando en “Inicio”, “Panel de control” y “Administrador de dispositivos”. Sobre el que quieras indagar realiza doble clic y presiona en la pestaña “Detalles”. En la lista desplegable selecciona “Id de Hardware” y verás una serie de datos raros. Lo que nos interesa son los 4 dígitos que figuran después del texto “DEV_”. Cópialos e ingrésalos en la casilla “Device Search” de la web pcidatabase. Realiza la búsqueda para que te informe del nombre del dispositivo y el fabricante. Caso de que encuentre muchos resultados, compara los cuatro dígitos del “Vendor ID” con los cuatro dígitos que figuran después de “VEN_” en los datos que te daba tu ordenador usando el “Administrador de dispositivos”.
 
Cómo buscar y descargar el controlador
Junto con el dispositivo, en la mayoría de los casos, se adjunta un disco con sus controladores. Es muy recomendable siempre comprobar en la página web de su fabricante si existen actualizaciones de los mismos, ya que con cada actualización mejora el software y desde el momento en que fue embalado el producto pueden haber pasado varios meses. Una vez que disponemos de los datos del dispositivo, si el fabricante aparece en el siguiente listado ingresamos a su página de descarga de controladores de Microsoft. En caso contrario, en un buscador de internet escribiremos su marca, entre los primeros resultados aparecerá su página oficial e ingresamos a ella. Dentro de algún apartado de soporte, descargas de controladores, drivers o algo similar se podrá indicar el modelo que estamos buscando y se ofrecerá la descarga del mismo. En este punto comprobaremos si existe uno específico para la versión de Windows que poseemos. De no encontrar uno para nuestro sistema operativo ó modelo, mediante Windows Update se ofrecen versiones provistas por los fabricantes de hardware. De detectarse un controlador disponible, se ofrecerá como actualización opcional y con aceptarlo ya quedará instalado. En el caso que aún no tengamos suerte, podremos intentar la instalación de un controlador para una versión anterior “posiblemente compatible” con el Windows que tengamos.
 
Cómo instalar un controlador
En primera instancia intentaremos su instalación manual mediante el “Administrador de dispositivos” de la siguiente manera:
1. Ingresamos a Inicio, Panel de control, Administrador de dispositivos.
2. Presionamos doble clic en el tipo de dispositivo que deseamos actualizar o cambiar, es muy posible que se encuentre con un nombre inexacto con un icono amarillo si no fue reconocido.
3. Hacemos clic con el botón secundario del mouse en el dispositivo y, a continuación, seleccionamos “Actualizar controlador”.
4. Seguimos las instrucciones del asistente, indicándole cuando nos consulte, la ubicación de los controladores que tenemos.
Si los controladores se encuentran en un programa instalador del fabricante, utilizaremos la opción “Ejecutar como administrador” y en compatibilidad con el sistema operativo seleccionaremos el para cuál fue creado el controlador, o utilizaremos directamente “Solucionar problemas de compatibilidad” en donde se ofrecerán varias propuestas.
 
Qué hacer si no encontramos un controlador o no funciona
Si encontramos el controlador pero por algún motivo no funciona es un buen comienzo leer la ayuda online de Microsoft o verificar si el dispositivo es compatible con el sistema operativo visitando el correspondiente departamento de Microsoft. De no encontrarse ninguna versión del controlador por los métodos indicados es muy posible que no existan, por lo que deberemos ponernos en contacto con el soporte técnico del fabricante y consultarle si se desarrollará el software para su dispositivo. Si el fabricante no brinda controladores para nuestro hardware, éste no se podrá utilizar.
 
* Cómo utilizar “Ejecutar como administrador”: Microsoft.
* Cómo utilizar el “Modo de compatibilidad”: Microsoft.
* Cómo utilizar “Solucionar problemas de compatibilidad”: Microsoft.
Información adicional de Microsoft.

Volver al menú de MS Windows Volver al menú de Informática Volver a Inicio

Anuncios