Caminos incorrectos

En opciones a mi vida dialogadas con mis padres surgen muchas opiniones, como es normal y como era de esperar, pero ninguna me convence. Ni siquiera la mía. La verdad es que yo ya sabía desde hace tiempo que no hay un camino perfecto ni seguro para llegar a un buen sitio. Y quizá, por como soy yo, en mi caso mucho menos. También entiendo que mi pasado, mi presente y el futuro que me queda por vivir son, en gran parte, algo que yo he decidido que sea así habiendo sido consciente o no de lo que conllevarían mis decisiones.
 
La vida que debo seguir es una vida distinta de la que me gustaría, porque tengo asumido que no puedo conseguir ciertas cosas. Quizá por que lo considero así casi siempre me dejo llevar por lo que venga. Todo un error que, mas con mis cuarenta años, no me facilitará un buen fin para la película sobre mi historia.
 
Siendo estudiante, derrochador de economía, embaucador de mujeres, con tecnología puesta al día e incumplidor de normas y leyes de todo tipo, yo mismo me hice este presente y yo mismo me estoy haciendo mi hueco bajo tierra para dentro de unos años en ese momento en el que me encontraré sin nadie que acuda a llorar por mi.
 
Ahora, al compararme con los ex-amigos del pueblo de mis padres, me siento libre. No tengo “cargas familiares” y eso va con mi filosofía de vida. Quizá el día de mañana nadie venga por cariño a ayudarme a subirme los pantalones, cuando ya no lo pueda hacer por mi mismo, pero hoy por hoy es como quiero vivir.
 
En estos días me estoy dedicando a lo que creo que es ayudar a gente y a intentar avanzar en la organización de los ficheros de mi ordenador, pero no dedico ni un solo minuto a ayudarme a mi ni a organizar bien mi vida. Parece que eso es algo que me supera.
 
Tendré que seguir pendiente de la evolución de mi papel en la película…

Volver al menú de Miltextos Volver a Inicio

Anuncios