Humildad católica

Creo que hay algunos errores y pecados que deben ser perdonados sin necesidad de penitencia y con en el paso de poco tiempo. Hay que dejar demostrar a la gente lo que es ahora y no quedarnos con una idea fija sobre lo que se supone que fue. Las cosas de antaño sucederían por motivos desconocidos por nosotros. Motivos y sucesos que, en el presente, nos deben dar igual.
 
Aunque conlleve mas tiempo y esfuerzo de razonamiento deberíamos hablar más con la gente, de manera directa y no sencillamente dar por verdad segura lo que dicen terceras personas. Quizá el error lo estamos cometiendo nosotros y no quienes creemos que cometió algún error.
 
Puestos a tirar de cristianismo y fe, acerquémonos mas a las acciones que supuestamente hizo un tal Jesucristo, seamos mas humildes y no infravaloremos a las personas sin haber visto en primer plano lo ocurrido. Escuchemos las versiones de todos los implicados, no nos creamos superiores a nadie y apliquemos los derechos que todo el mundo debe tener, tales como las segundas oportunidades y la presunción de inocencia.
 
Sin árboles de cien años creciendo en segundos y sin hacer caso del que dirán, un día ambos dejamos hablar a dos corazones hambrientos de sinceridad, cariño y complicidad. Por ese fantástico día queda dedicado este texto.

Volver al menú de Miltextos Volver a Inicio

Anuncios